PocketBook color: lector de 6 pulgadas a color.

  • por

Onyx Boox acaba de anunciar su Boox Poke 2 Color, y PocketBook (distribuido en Francia bajo la marca Vivlio) también viene con un lector a color, previsto para junio. Con una pantalla HD y 300 ppi, el PocketBook Color (no “Lux”) planeado para junio parece ser interesante para quienes buscan color.

Lector HD a color, simplicidad y versatilidad.

El PocketBook Color se destaca de otros lectores a color como el Poke 2 Color al utilizar ¡una pantalla HD que ofrece una resolución de 300 dpi! Ya no es necesario cambiar la precisión de la pantalla de los lectores en blanco y negro para cambiar a color.

Además de esta pantalla de 300 PPI, el lector se beneficiará de una capa táctil, y por lo tanto será capaz de mostrar más de 4000 combinaciones de colores. Equipado con un sistema de iluminación adaptable para la lectura en la oscuridad, el lector tendrá, por supuesto, acceso a redes Wi-Fi, así como conectividad Bluetooth y la posibilidad de escuchar archivos de audio o hacer que se lean libros por su sistema de “texto de voz”.

Nada nuevo a nivel de software, así que podemos referirnos al análisis de otro lector PocketBook, por ejemplo el Inkpad 3. En resumen, los lectores PocketBook están equipados con un software casero basado en Linux, mucho más ligero que el sistema Android del Boox Poke 2, que permite ofrecer una gran fluidez en hardware menos potente, y por tanto una mayor autonomía. Es posible abrir cualquier tipo de archivos e instalar fácilmente un disco complementario como el Koreader, si es necesario.

Este es el segundo lector a color producido por PocketBook, el primero fue el Color Lux en 2003. Pero éste, equipado con una pantalla eInk Triton, tenía colores muy pobres y una resolución demasiado baja. Si miramos la presentación del Onyx Boox Poke 2 Color, podemos temer que los colores del PocketBook Color también se desvanezcan. Sin embargo, éste no usará exactamente la misma pantalla que el Poke 2, aquel ofrece una resolución más baja.

Dicho esto, siendo eInk el único fabricante de este tipo de pantalla por el momento, el lector tendrá necesariamente que utilizar su tecnología. Como se puede ver en su página web, el fabricante ofrece varias tecnologías a color: el Advanced Color ePaper (ACeP), el E Ink Gallery Palette y el Eink Kaleido. El segundo será probablemente el que se usará en este lector a color, porque aunque la ACeP permite mostrar colores brillantes, muy distintos entre sí, el número de colores es extremadamente limitado. Para poder usar más colores, los fabricantes sólo tienen la opción de recurrir a una pantalla Kaleido. Esta viene con sus fortalezas relacionadas con la tecnología eInk (bajo consumo de energía, sin brillo LED, posibilidad de leer a plena luz del sol) pero también con sus limitaciones: obviamente por el momento, hay que aprender a adaptarse a los colores un poco desteñidos, más parecidos a un periódico antiguo que a un cómic contemporáneo, como podemos ver a continuación.

¿Pero es esto un problema? Dado el uso relativamente bajo de color en un lector de este tipo, parece más que suficiente. Para los grandes lectores de novelas, ver las pocas imágenes de un libro a color es de poco interés, incluso si se nota la posibilidad de tener un salvapantallas a color. Para los lectores de cómics y revistas, la pantalla puede considerarse demasiado pequeña. Entonces, ¿para quién es este lector?

Lector a color, pero ¡limitado por su pantalla de 6 pulgadas!

Un lector a color es interesante para leer cómics u otros libros de historietas, pero en 6 pulgadas, se está limitado por el tamaño de la pantalla. Una pantalla más grande sería más interesante para eso, pero tales lectores no deberían salir hasta dentro de varios meses.

De hecho, ¿cuál sería el uso ideal de un lector a color? Se puede pensar en estudiantes o investigadores que trabajan en documentos PDF y desean resaltar pasajes que luego podrían ser resaltados en diferentes colores. También podemos pensar en los niños, que podrían leer los álbumes, pero ¿es realmente necesario para ellos? Estos dispositivos son frágiles y el contacto de papel, por lo que parece claramente preferible utilizar las bibliotecas.

Este lector no tiene mal aspecto y dada la pequeña diferencia de precio anunciada con el PocketBook Touch HD, el cambio a color puede ser interesante, sobre todo porque PocketBook es una marca muy conocida, porque estos lectores pueden abrir todo tipo de archivos y porque PocketBook ofrece muy buen soporte al cliente como actualizaciones a largo plazo, lo que es menos seguro con otros competidores, que llegaron más tarde al mercado. Sin embargo, el profundo interés del color en un dispositivo de este tipo plantea interrogantes. ¿Por qué no conformarse con un lector en blanco y negro, dadas las limitaciones inherentes a este tipo de dispositivo (baja velocidad de refrescamiento de la imagen, funciones limitadas…)?.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.